Buscar
  • EIDH

Vinculación afectiva y desarrollo de la crianza.

Un trampolín para el crecimiento.

Como mamíferos sociales, los seres humanos, desde el inicio de la vida necesitamos afecto para un correcto desarrollo, por eso desde la más tierna infancia lo buscamos de forma instintiva, pero cuando un niño no lo tiene, también lo busca de forma desesperada, porque no es un capricho, es una necesidad tan importante o incluso más que la propia alimentación.

Aquí vienen dos cuestiones importantes: porque desarrollo y en que consiste esa afectividad de la que estamos hablando.

En muchos casos asociamos el término desarrollo con crecimiento físico. En este caso, estamos haciendo referencia al desarrollo emocional y psicológico que afecta directamente en el desarrollo cognitivo de la crianza. La afectividad es fundamental para la formación de la personalidad, carácter y capacidad de pensar libres. Ya que de esta forma consiguen tener un carácter seguro basado en la autoconfianza, observación y análisis.

Qué conseguimos con eso?

Niños con capacidad de tomar decisiones ante cada desafío que se le presenta.


Porque hablamos de afectividad?

Aunque la asimilamos como algo normal, aunque creemos que somos afectivos con los niños, no siempre es así. En primer lugar porque no entendemos que abarca este concepto. Entonces lo confundimos con una caricia, un minuto de atención dispersa o un abrazo matinal. Eso son muestras de afecto, ya sean espontáneas o forzadas por el momento.

La afectividad no se compone de momentos aislados, es un hábito en la forma de comportarse y actuar de los padres, que incluyen afecto y amor sí, pero también atención, refuerzo positivo, crecanía, interés y aceptación.

Afectividad es vinculación.

Esto nos lleva a crear esa esfera donde para el niñx y sus padres, es normal comunicarse y validar las emociones del niñx; donde hay un lugar para expresar inquietudes, cubrir sus necesidades básicas afectivas y emocionales.

Pero cuales son las consecuencias de la falta de vinculación afectiva?

Crecen con necesidad de ser validados en las acciones que emprenden, ya sea escoger un juego, decidir que colores utilizar para sus dibujos, aumentando la importancia de estas a medida que crece. Necesitan confirmar sus decisiones por pequeñas que sean. Esto nos lleva a la necesidad de agradar a uno de los progenitores o a los dos; porque tiene la necesidad de sentirse importante, destacar y con ello llamar su atención.

Porque son su figura de referencia y al mismo tiempo las personas de las que esperan y necesitan esa vinculación afectiva.

Esto tiene un impacto negativo en su carácter, personalidad y también en la forma como nos comportamos, ya que la validación y necesidad de cumplir una expectativa (en muchos casos, impuesta por él mismo), lo vuelve inseguro y esto lo conduce a la limitación.

Qué tipo de limitación?

La ansiedad y estrés emocional que genera la falta de vinculación afectiva, limita su visión del mundo y la forma de relacionarse con él; desarrollando un sentimiento de incapacidad que transporta a todos los ámbitos de su crecimiento y desarrollo, bloqueando su creatividad, capacidad de cuestionamiento, interés por cosas nuevas o la creación de sus sueños, porque todo esto conlleva que el miedo se haya convertido en uno de sus mejores amigos.

Como adultos, como padres, es nuestra responsabilidad conocer esta afectividad y cultivarla a diario. Entendiendo la relevancia de corregir los hábitos de estrés social y falta de tiempo; sustituyéndolos por tiempo de calidad con los niñxs. Porque este tiempo, esta vinculación son necesarios para que en el presente el mejor amigo de tu hijo sea la educación afectiva y en el futuro, la autoconfianza.




Yolanda Castillo

#eidh #EIDH #escuelaintegralparaeldesarrollohumano #educarintegrarcrecer #blog #educación #valores #educacionemocional #valores #progreso #educacionactiva


5 vistas
Suscríbete a nuestro boletín

Tlm.      +34 600 87 22 72

            +351 917 026 253

              

  • Facebook - Círculo Branco
  • Instagram - White Circle
  • Blogger - Círculo Branco
  • YouTube - Círculo Branco

©2019_EIDH_Escuela_para_el_desarrollo_humano