Agente de cambio.

La educación es un agente de cambio que transforma los parámetros establecidos y crea nuevas oportunidades.

A través de ella transmitimos los valores considerados importantes para nuevos miembros de la sociedad. Sin ser conscientes de ello hacemos un aprendizaje social que forma parte de la educación y del compromiso social individual y colectivo.

 Juega un papel importante en los procesos de adaptación que exigen las condiciones cambiantes de la vida y el desarrollo de nuevas habilidades.

 En la EIDH trabajamos sobre estas premisas en el desarrollo de propuestas formativas y metodologías que fomentan una nueva generación. Para ello apostamos en un cambio educacional basado en el fomento del desarrollo personal, inteligencia emocional y educación para la salud.

Marca la diferencia.

Diseño sin título (91).png